sábado, 14 de noviembre de 2020

Cliserie del Teide.

Nos encontramos ante una cliserie, una gráfico que nos muestra escalonados los diferentes tipos de vegetación del Teide. También observamos las diferencias entre la vegetación los dos lados del volcán.  Por lo que se aprecia en la imagen, en el Teide podemos distinguir los siguientes escalones climáticos: 
  •  El piso basal, que se inicia el nivel del mar  y termina en  los 150 m en la zona de norte, y hasta los 500 m en la zona sur. Este piso está marcado por la aridez y por la existencia de concentraciones de sal y de arena. Por eso se desarrollan las plantas halófilas, que toleran la sa,l y psamófilas, que se desarrollan en la arena). A continuación, se extiende un piso formado por matorral ralo y áspero, cuyas especies características son el cardón y la tabaiba. En la vertiente norte, debido a la humedad, este piso sólo llega hasta los 150 metros, mientras que en la sur, la más seca, se extiende hasta los 500 metros. Los cardones son plantas cactáceas de tronco robusto y prismático, con cuatro a cinco ángulos, jugo lechoso y ramificación abundante. Su altura rebasa con frecuencia los dos metros. Se adaptan a muchas situaciones, como los arenales del litoral, pero predomina en este piso sobre los pedregales de las laderas y en los barrancos. Las tabaibas engloban multitud de especies, de tallos carnosos, productores de una roseta de hojas pequeñas que pierden rápidamente. 
  • El piso intermedio o de transición (entre los 150/500 m y los 500/600 m) se caracteriza por un ligero descenso térmico y un aumento de la humedad, que permiten la existencia de bosques termófilos aislados con especies como la palmera, el drago y la sabina, que alcanzan mayor extensión en la ladera de barlovento (la norte, la de umbría).  La palmera es un árbol de unos 20 metros de altura, de tronco cilíndrico, cubierto con la base de las hojas que se van desprendiendo al crecer, y copas formadas por hojas de 3 a 4 metros de largo, divididas en múltiples segmentos estrechos. El drago es un árbol de 12 a 14 metros de altura, tronco grueso y cilíndrico, lleno de cicatrices correspondientes a las hojas perdidas, y copa recogida, formada por ramas con hojas en forma de espada en los extremos. La sabina es un arbusto o árbol de baja altura, siempre verde, con tronco grueso de corteza pardo rojiza, ramas extendidas y hojas casi cilíndricas. Vive en cualquier suelo y soporta condiciones extremas de aridez y frío.
  •  El piso termocanario subhúmedo (entre los 500 y 1 500 m) solo está presente en la vertiente de barlovento por la humedad constante de las nieblas que traen los vientos alisios. Este mar de nubes va a dar lugar a dos formaciones de bosque originales: la laurisilva y el fayal-brezal. El bosque de laurisilva, entre los 500 y los 1 200 metros, es muy denso y con más de 20 especies, entre las que destaca el laurel. En condiciones naturales puede alcanzar los 20 metros de altura y las copas forman un dosel cerrado que apenas deja penetrar la luz, por lo que el sotobosque es pobre en especies arbustivas y está dominado por helechos y musgos. Enriquece al suelo por su constante aportación de materia orgánica. El fayal-brezal se sitúa por encima de la laurisilva, entre los 1 200 y los 1 500 metros, y puede alcanzar porte arbustivo o arbóreo. Es el resultado de la degradación de la laurisilva por el ser humano o por razones climáticas, pues su área coincide con el paso hacia una situación de mayor aridez y contrastes térmicos. 
  •  El piso canario se localiza entre los 600/1 500 y los 2 200 metros, teniendo una extensión muy superior en la vertiente de sotavento, donde no existe el bosque de laurisilva. Está ocupado por el bosque de pinos, bastante abierto, cuya especie principal es el pino canario que, al quedar fuera del mar de nubes, debe adaptarse a la aridez y al frío. Es un árbol que rebasa con facilidad los 30 metros de altura y se caracteriza por su enorme capacidad de regeneración frente a heladas e incendios. 
  • El piso supracanario (por encima de los 2 000 m) se caracteriza por una desnudez acusada, debido a las bajas temperaturas invernales, a la sequedad del aire, al viento y a la fuerte insolación, que impiden el crecimiento de los árboles. El piso está dominado por el matorral de alta montaña , como la retama y el codeso, que son formaciones bajas, de raíces muy desarrolladas, reducido tallo, espinas y riqueza florística muy acusada. En el Teide, desde los 3 100 metros, destaca la violeta, que florece en la cumbre. 
La sucesión y las formaciones vegetales mencionadas son propias de la cliserie del Teide, en la isla canaria de Tenerife que, debido a su posición subtropical y a la insularidad, posee especies muy características. Su aprovechamiento permite diversos usos. Así, el cardón y la tabaiba pueden proporcionar combustibles líquidos, aunque su uso principal es ornamental. La palmera proporciona dátiles y permite el uso de sus hojas sueltas o trenzadas. Del drago, mediante incisiones se obtiene una resina llamada Sangre de Drago que se usa en medicina. La sabina proporciona una madera casi impermeable a la humedad, una fragancia que ahuyenta todo tipo de insectos, y brotes para alimento del ganado. La laurisilva se ha aprovechado tradicionalmente como combustible. El brezo, de madera muy dura, se usa como combustible y es muy apreciado por los tallistas para diversos objetos (pipas de fumar). Algunas especies se utilizan para hacer escobas. La madera del pino se ha empleado en las industrias del mueble y de la construcción. Y los matorrales de riqueza florística, como plantas ornamentales. Por otra parte, esta diversidad vegetal constituye un destacado atractivo turístico, que es objeto de numerosas excursiones durante todo el año y especialmente en la época de floración. Algunos de estos usos han producido el retroceso de las formaciones vegetales, sobre todo las arbóreas, por lo que en la actualidad algunas están protegidas y otras deben usarse de acuerdo con los principios del desarrollo sostenible.

Fuente e imagen: libro de Geografá de España de la editorial Anaya.

lunes, 10 de diciembre de 2018

Parques Naturales de España (Actualizado)

Este año no hemos hablado de los Parques Naturales de España. Aquí os hago un resumen de ellos, por si os hacen ubicarlos en una mapa....
En la actualidad hay en España quince parques nacionales, y dependen del gobierno central. Son los siguientes:
  1. Picos de Europa. Es el más antiguo de todos, y también uno de los más modernos. En 1918 se declaró parque nacional los montes de Covadonga y en 1995 se amplió esta figura de protección a todos los Picos de Europa. Se extiende por las provincias de Oviedo (Asturias), León y Santander (Cantabria). Tienen una superficie de 64.660 hectáreas.
  2. Ordesa y Monte Perdido. También se declaró en 1918. Se encuentra en el Pirineo oscense. Ha sido declarado reserva de la biosfera. Tienen una superficie de 15.608 hectáreas y el preparque 19.678 hectáreas.
  3. Cañadas del Teide.  (1.954)Se encuentra en Tenerife y protege el cráter del volcán del Teide. Tienen una superficie de 13.571 hectáreas y el preparque 12.283 hectáreas.
  4. La Caldera de Taburiente. (1954). Se encuentra en la isla de La Palma y protege la caldera del volcán. Tienen una superficie de 4.690 hectáreas y el preparque 5.956 hectáreas.
  5. Aigüestortes y lago de San Mauricio. (1955). Se encuentra en el Pirineo leridano. Tiene una superficie de 10.230 hectáreas.
  6. Doñana (1969). Se encuentra entre Huelva y Sevilla y es la zona húmeda más importante de la península. Posee gran variedad de ecosistemas. Es reserva de la biosfera. Tienen una superficie de 50.720 hectáreas y el preparque 26.540 hectáreas.
  7. Las Tablas de Daimiel (1973). Se encuentra en Ciudad Real y es un extenso humedal en la intersección de los ríos Guadiana y Cigüela. Es reserva de la biosfera. Tienen una superficie de 1.928 hectáreas y el preparque 5.410 hectáreas.
  8. Timanfaya (1974). Se encuentra en Lanzarote y protege los paisajes volcánicos más recientes de España. Tienen una superficie de 5.107 hectáreas.
  9. Garajonay (1981). Se encuentra en La Gomera y protege los bosques de laurisilva más antiguos de España. Tienen una superficie de 3.984 hectáreas y el preparque 4.160 hectáreas.
  10. Cabrera (1991). Está en Baleares y tiene la particularidad de que extiende su protección a los fondos marinos. Tienen una superficie de 8.703 hectáreas y el preparque 1.318 hectáreas.
  11. Cabañeros (1995). Se encuentra en Ciudad Real y Toledo y es el parque donde mejor está representado el bosque mediterráneo. Tienen una superficie de 40.242 hectáreas y el preparque 90.611 hectáreas.
  12. Sierra Nevada (1999). Se encuentra entre Granada y Almería y es el parque donde mejor está representado la montaña mediterránea, media y alta. Posee 66 endemismos vegetales y 80 faunísticos. Es reserva de la biosfera desde 1986. Tienen una superficie de 86.208 hectáreas.
  13. Islas Atlánticas de Galicia (2002). Abarca las islas atlánticas que existen en frente de las rías. Se trata de un parque marítimo y terrestre que incluye los archipiélagos de las islas Cíes, Ons y Onza, Sálvora e islotes de su entorno y la isla de Cortegada, Malveires y otras islas próximas. En total, el Parque tiene una extensión de 1.200 hectáreas terrestres y aproximadamente 7.200 marítimas en las que están incluidas el 95 por ciento de las plataformas continentales que rodean las islas.
  14. Monfragüe (2007), en la provincia de Cáceres, en el centro del triángulo formado por Navalmoral de la Mata, Plasencia y Trujillo. Monfragüe ocupa una superficie de 17.852 Has., y representa uno de los enclaves más extensos y representativos de bosque y matorral mediterráneo. El Tajo y su afluente, el Tiétar, proporcionan el medio acuático y esculpen en la cuarcita grandes farallones donde se asientan espectaculares colonias de buitres leonados y nidifican el halcón peregrino, el águila perdicera, y el búho real. En sus orillas y cauces podemos encontrar al martín pescador, mitos, cormoranes y ruiseñores, además de otros relacionados con el medio acuático como la nutria.
  15. Parque nacional de la Sierra de Guadarrama (2013). El último en unirse a esta categoría. Se encuentra en las provincias de Madrid y Segovia. Parque de alta montaña mediterránea con modelado glaciar (laguna y circo de Peñalara). Tiene una gran variedad de flora (pino, enebro, roble) y de fauna (cabras montesas, corzos, jabalíes, águila imperial, buitre negro...)

    http://parquesnacionales.ign.es/
    Parques naturales existen muchos, algunos de los más importantes son:
  • Andalucía: Sierra de Cazorla, Sierra de Grazalema y Bahía de Cádiz
  • Aragón: Moncayo
  • Asturias: Somiedo Canarias: Tamadaba y Dunas de Corralejo y Lobos
  • Cantabria: Saja-Besaya y Oyambre
  • Castilla y León: Cañón del río Lobos, Lago de Sanabria y Hoces del río Duratón
  • Castilla-La Mancha: Hayedo de Tejeda Negra y Lagunas de Ruidera
  • Cataluña: Delta del Ebro, Zona volcánica de la Garrocha y Montserrat
  • Extremadura: Cornalvo
  • Galicia: Dunas de Corrubedo, Fragas del Eume y Sierra de los Ancares.
  • La Rioja: Sierra de Cebollera
  • Madrid: Peñalara
  • Murcia: Sierra de Espuña
  • Navarra: Señorío de Bértiz
  • País Vasco: Urdaibai y Valdereejo
  • Valencia: Albufera de Valencia y Salinas de Santa Pola
Los Parques Naturales dependen de las Comunidades Autónomas.

jueves, 15 de noviembre de 2018

Comentario de un cliserie.























La cliserie es un gráfico que muestra el escalonamiento de la vegetación en función de la altura. La altitud de los pisos se muestran el eje de la izquierda; y las formaciones vegetales se representan utilizando diferentes colores y símbolos.
En la sierra del Ayllón  podemos distinguir los siguientes pisos vegetales: el piso forestal hasta los 1900 metros y a partir de aquí, el matorral. Debido a la poca altura de la sierra, los prados no están presentes.

En la vertiente norte (umbría), más fría y húmeda, se suceden el bosque perennifolio de encinas hasta los 1000 metros; el bosque caducifolio de robles hasta los 1400 metros;  y el bosque de hayas entre los 1400 y 1900 metros. Por encima de esta altura aparece el matorral.
En la vertiente sur (solana), menos húmeda y menos fría, se escalonan la encina hasta los 1000 metros; el roble que ocupa una franja menor entre los 1000 y 1200 metros;  el melojo o rebollo entre los 1200 y los 1900 metros;  y el matorral por encima de los 1900 metros.
Las formaciones de bosques presentes en la cliserie son las siguientes:
·       La encina es un árbol de altura moderada (10-12 metros), de tronco grueso, copa grande y globular para dar sombra al suelo, hojas duras y perennes y bellotas como fruto. Resiste bien la sequía y se adapta a todo tipo de suelos. por estos rasgos climáticos se sitúa en el piso basal de la montaña y es la vegetación típica del bosque mediterráneo.  Su fruto, la bellota, se utiliza para alimentar al ganado. Su madera,  muy dura y resistente, se utilizaba para ruedas, utensilios y para hacer carbón, usos que casi han desaparecido en la actualidad.
·        El roble es un árbol alto de hasta 30 metros, de tronco recto y grueso, grandes ramas, hoja caduca y bellotas como fruto. Requiere humedad, no soporta veranos calurosos ni excesivo frío, y prefiere suelos silíceos. Por estos rasgos climáticos se sitúa por encima de la encina y pertenecen al bosque oceánico.Su dura madera se utilizaba para hacer carbón y utensilios. En la actualidad se utiliza para hacer vigas, parquet, traviesas de ferrocarril, barcos y  leña. Su corteza contiene taninos que son utilizados en la industria química. Sus bellotas alimentan al ganado.
·        El  haya es un árbol alto de hasta 40 metros, con tronco liso, ramas de gran altura de hoja caduca. Tolera mal el calor y muy bien el frío, y exige gran humedad. Por eso solo está presente en la vertiente norte de la sierra, que es la de umbría. Pertenece a la vegetación del bosque oceánico.
·        El  melojo o rebollo es un tipo de roble, menos alto de hasta 25 m, con tronco bajo, copa ancha y hoja marescente que se mantiene seca en el árbol hasta el crecimiento del nuevo brote. Soporta bien las heladas; es menos exigente que el roble para la humedad y prefiere los suelos silíceos. Se localiza solo la vertiente sur, de solana, por encima del roble.         Tradicionalmente se utilizaba para leña. Su madera es de muy buena calidad, se utilizaba para carboneo, celulosas y construcción. Su fruto, el hayuco, se utilizaba para dar de comer al ganado y se extraía aceite. Actualmente se utiliza para muebles, utensilios y leña.
·        Los  matorrales son una vegetación arbustiva que incluye especies como la jara y el piorno. Se localizan en mayores altitudes, donde el frío impide el crecimiento de los árboles. La jara, por su madera dura, se usa para fabricar pequeñas herramientas. El piorno se usa tradicionalmente como combustible y para techar chozos.
La sucesión y las formas vegetales mencionadas son propias de la cliserie del sistema Central.